Meg van Amstel

¿Quién es Meg van Amstel?

Atraída por un instinto que aún no sabe definir en palabras, Meg van Amstel, una joven holandesa que buscaba desarrollarse como cantante de jazz, llegó a Altea hace más de veinte años.

Sin conocer a nadie, sin dinero, sin hablar español, intuía sin embargo que este era el sitio reservado para ella y desde el cual, podría realizar sus sueños de artista. Pero como pasa tantas veces, la vida tenía algo distinto preparado para ella. Y en su búsqueda por encontrar formas para sobrevivir, la vida le fue abriendo un camino distinto que la posiciona hoy en día como una de las más prestigiosas empresarias del sector inmobiliario de la región.

Durante todos estos años, Meg ha mantenido una lealtad por Altea que no tiene parangón, y que la ha llevado a imprimir belleza, sofisticación, exclusividad y calidad de vida en todos los proyectos que acomete, y que se siguen traduciendo en nuevos sueños y en nuevas realizaciones.

"Para mí lo más importante es que Altea se desarrolle como un espacio de privilegio que gente de alto nivel cultural aprecie y valore, y en el que invierta, no solamente dinero, sino también cariño y compromiso con la comunidad."  

Pasión por la excelencia

Si hay algo que caracteriza el trabajo de Meg van Amstel y su equipo es la búsqueda de la perfección y la calidad en cada detalle de su trabajo.

Meg hace una cuidada selección de viviendas que están en venta en la agencia inmobiliaria. La promoción de vivienda nueva, la elección de los materiales, la vegetación de los jardines, los terrenos, su orientación y sus vistas, el tejido de las sábanas, y cualquier detalle que pudiera pasar desapercibido, concentra toda la atención de Meg.
Confiar la reforma de una vivienda al equipo de Meg van Amstel es garantía de un trabajo hecho y acabado a la perfección.

Su perfeccionismo y cuidado por los detalles han llevado a Meg a la creación de un VIP Club para sus clientes donde se se realizan desde la gestión de trámites rutinarios hasta reservas en restaurantes, teatros, cruceros o centros de salud.