BluePort Altea

El Proyecto

Cuando Meg van Amstel empezó a soñar con la construcción de Blueport Altea, ya ocupaba un papel de liderazgo en la Costa Blanca. Meg ha vivido muchos años en Altea, comenzando de cero en el mundo de la promoción inmobiliaria, desde donde ha ido escalando poco a poco, con duro trabajo,  a conciencia y con esa determinación que la ha llevado a la cima.  Acabó asociándose con Altea Hills Estate, para dar el gran salto: la puesta en marcha del exquisito  royecto Blueport Altea.

“Yo hago las casas con las que la gente sueña. Esa es mi alegría, mi profesión. Contribuir con un granito de arena a su felicidad.” dice Meg van Amstel. 

Esa es la filosofía, la fortaleza y la experiencia que anteceden a Blueport. Una experiencia consolidada en la que se amalgaman alma y conocimiento, modernidad con calidez, seguridad y libertad... todo en estrecho contacto con la naturaleza, y con la paz y la armonía que todos anhelamos.

BluePort Altea es un proyecto residencial que comprende la creación de diez villas majestuosas e independientes. Cada residencia consta de 500 metros cuadrados de construcción, distribuidos en tres grandes niveles. 

 

Meg van Amstel, BluePort Altea

Primer nivel

El primer nivel contiene las áreas sociales y el dormitorio principal. Una terraza monumental de frente a la Bahía, con una piscina desbordante, circunda toda la casa y es garantía segura para pasar momentos inolvidables bajo el influjo marino.

Los grandes ventanales se aprovechan de las vistas gloriosas y las hacen integrarse a todos los rincones de la casa. 

El corazón de este nivel es la cocina, abierta e integrada al salón y al resto de los ambientes sociales. Una cocina gourmet que al igual que el resto de la casa, se beneficia de un diseño minimalista. A ello se agregan cortinas de agua y jardines interiores que dan verdor y melodía a la vivienda. 

El dormitorio principal constituye un mundo propio de privacidad. Un baño interior con Jacuzzy, un espléndido vestidor, jardín privado y grandes ventanales que miran a la Bahía, aseguran el placer, el confort y el descanso que se busca en la intimidad. 

Segundo nivel

El segundo nivel contiene los otros tres grandes dormitorios, todos con un hermoso baño propio, amplios armarios empotrados, jardines privados y salida a la terraza. Complementan este nivel una sala de cine totalmente equipada, un gimnasio, sauna finlandesa con cromoterapia, hermosos patios interiores, salones y terrazas. 

La entrada, que contiene un garaje de tres plazas, elevador, numerosos espacios para almacenamiento y bellos jardines circundantes, constituye el tercer nivel de la vivienda. Y para coronar, toda la residencia se engalana con finísimos detalles y cuenta con los últimos avances de la tecnología inteligente.

Alrededor de toda la propiedad amplios y cuidados jardines, plenos de vegetación mediterránea, protegen la intimidad y facilitan el placer de caminar y de gozar de la bondad de la brisa marina. 

“Cada villa de Blueport busca promover la comunicación con la naturaleza, la armonía y el regocijo, dicen sus gestores. Hemos querido que cada miembro de la familia tenga su espacio íntimo para disfrutar y relajarse o bien para comunicarse y compartir con los demás. La idea es que Blueport potencie la capacidad que tienen todas las personas para ser felices, y que cada cual desarrolle su forma ser incomparable. Por eso es posible cambiar la distribución de los planos y escoger todos los detalles, para que cada propietario haga de su casa un sitio único en el mundo. “

BluePort Altea en imágenes